Cirugía en pie
diabético

¿QUÉ ES?

Este tipo de cirugía está indicada en los casos que existe acumulación de callos, escarificación, tejido fibroso o tejido infectado evidente que no ha podido cicatrizar. Se pueden aplicar injertos o sustitutos de piel para reemplazar el tejido que se retiró. Y en casos muy graves, se requiere de una amputación.

¿En qué consiste?

Este procedimiento retira completamente el tejido necrótico y desvitalizado. Normalmente, consiste en resecciones amplias que implica la retirada de tejido sano, lo que provoca sangrado. Se realiza de forma habitual en una sola sesión por la especialista. Aunque resulta poco selectivo, constituye el sistema más rápido para retirar los tejidos no viables, lo que puede mejorar el aporte sanguíneo de la zona de forma inmediata.

Objetivos de la cirugía
  • Eliminación de tejidos muertos.
  • Descargar de la zona del pie afectado.
  • Llenado de espacios vacíos.
  • Cierre de la lesión.
  • Estabilidad funcional.
  • Revascularización tisular.
¿Cuándo es indicada la cirugía?

En general, la operación de pie diabético es recomendable cuando:

  • El paciente padece osteomielitis.
  • Cuando se tiene complicaciones del estado general: sepsis, deshidratación e insuficiencia renal.
  • Gran tumefacción y edema en los pies.
  • Afectación de los espacios profundos del pie.

Todo tratamiento requiere de una valoración.
¿Qué esperas para agendar una cita?